25/4/14

Por vida


En el centro, mi primer tattoo, alrededor, los últimos.

Hay que ver el trabajito que me ha costado llegar al primer escalón, ¡el primer escalón! y es que aprender a tatuar es un camino duro, lento y lleno de inseguridades,  por lo menos para mi, que le tengo muchísimo respeto.

Empecé a trabajar en un estudio de tattoos (de recepcionista) hace casi 11 años, me hice mi primer tattoo hace 10 años, y tatué por primera vez hace 15 meses, esa aletita de tiburón, a mi amiga Nati en la pierna.

Que nervios ese día, nunca había usado una máquina de tatuar, y sentía esos nervios histéricos de tener ganas y miedo todo a la vez, ¿y si la cagaba? ¿y si me quedaba fatal? ¿y si le hacía daño? pero en cuanto sonó el ruidito del motor al que estoy tan acostumbrada y clavé la aguja por primera vez me di cuenta que me había enamorado, me había enamorado locamente de una profesión que había estado esquivando hasta ahora, porque la presión me podía.

15 meses y 26 pruebas después sigo pensando lo mismo... ¿Y si la cago?¿Y si me queda fatal?¿y si le hago daño?... me temo que esas dudas me van a perseguir años, porque son posibles, la puedo cagar, me puede quedar fatal y seguro, seguro, voy a hacer daño, pero cada día estoy un poco mas cómoda, y cada día me veo un poquito mejor que el anterior, y aunque no progrese con la rapidez que me hubiera gustado, voy poquito a poco, sin prisa pero sin pausa, echando paciencia que no tengo para otras cosas e intentando mejorar, intentando no equivocarme e intentando que Alex, mi jefemaestroamigodelalmafustigador, no se ofusque demasiado con mis lineas torcidas, mis degradados que no degradan y mis sombras de principiante despistada, porque no me deja pasar ni una, como tiene que ser.

¿Que si llegaré algún día a ser buena? pues tendremos que esperar un tiempo para poder valorarlo, yo le pienso seguir dedicando al tatuaje todo mi esfuerzo, mis ganas y mi poquita paciencia recién adquirida, y si al final resulto ser una negada, le tendré que regalar a Alex una casa en el campo, para poder devolverle toda la paciencia, el tiempo, los ánimos y el conocimiento que habría desperdiciado en mi, ¡y sería una pena! jajaja

Os iré enseñando mis progresos por aquí para que seáis conscientes de lo complicada que es esta profesión, porque yo dibujar se, pero tatuar... ¡ojú que difisi!


Nota aclaratoria: no tatúo oficialmente, practico para aprender, solo lo hago con cobayas amigas, nunca a desconocidos y nunca cobrando, esto es como un máster ;)

6 comentarios:

MERY POPLAND dijo...

Hola guapa!! Te descubrí hace poco por Instagram, y con la fotito que has puesto hoy he descubierto también tu blog, que me gusta mucho también!! :)
A mi me gusta mucho tu estilo tatuando, los veo preciosos!!
Además pase lo que pase en el futuro si ahora eres feliz aprendiendo a tatuar es lo que cuenta!!
Mucho ánimo guapa!!!
Y me quedo por aquí!
Besos tocaya!!

Mrs.Hopper dijo...

Tienes el síndrome del impostor. Te lo digo porque yo también lo tengo. Pero no te preocupes, porque eres genial y tus tattoos serán cada día más molones. Porque eres espectácular.
Buen finde!

Anita Patata Frita dijo...

Yo esperaré pacientemente a que puedas tatuar, porque quiero tener un tatu de tus manos sí o sí! Me encanta todo lo que haces y si quieres más cobayas yo me ofrezco totalmente!

Adictaaloscomplementos dijo...

Pues llevas un buen camino, estas creando el estilo princesita y es guay! :D

Lídia Juvanteny dijo...

Yo veo un progreso atroz, mucho ánimo bonica!!!!

Andre Álvarez dijo...

con esa autoexigencia llegarás lejos, yo los veo preciosos!!! que daría por tener ese barquito de papel :D