12/5/14

Lo mejor de correr


Hay una cosa que me encanta de correr.
Si, he dicho que algo me encanta de correr, yo, que lo odio con todas mis ganas y que lo hago porque soy pobre para apuntarme a un gimnasio y no quiero engordar, pero ese es otro tema...
La cosa es que algo me hace mucha gracia de correr: ver a otras personas correr.
Yo salgo de mi casa corriendo, vivo en pleno centro de Málaga, así que bordeo el río hasta el mar y hago un tramo por el paseo marítimo, pista oficial de running de cualquier ciudad costera, sin duda alguna. Salga a la hora que salga, el paseo marítimo está llenitito de gente de corriendo, y ni una sola persona corre igual que otra, y eso me hace mucha gracia, mucha, mucha gracia.
Desde que empecé a correr hace mas o menos un año, una de las cosas que mas me traumaba es que yo no soy especialmente atlética, vamos, que soy floja como una manta y he hecho poco deporte en mi vida, así que siempre pienso que desde fuera debo parecer un saco de papas arrastrándome por la calle con zapatillas de running, como si supiera.
Pues ese factor, unido a que soy la típica persona a la que no se le escapa una (en cuanto a estilismo y apariencia se refiere), hace que me fije en como corre la gente a mi alrededor, y hay muchos prototipos que se repiten (aunque cada uno lo interprete a su manera), están los Terminators, los gorditos que no pueden con su vida, las señoras que corren a la velocidad a la que andan pero dando saltitos, las amigas que quedan para correr para la operación bikini pero en realidad se cuentan que tal ha ido la semana y van tan lento que casi hacen moonwalker, las que ponen las manitas como perritos de la pradera, los que como yo se arrastran haciendo el que no pasa nada y mi preferida, "la ratilla", que es una maldita chica que nos cruzamos mucho, que corre como si estuviera perdiendo el autobús, muy esperpénticamente pero rapidísimo, y corre un tramo superlargo, porque la hemos visto en diferentes puntos muy alejados...
Yo la odio porque corre super rápido y muchos kilómetros, lo hace rarísimo pero no se la ve cansada, y yo quisiera correr así (pero sin parecer una rarita), y en vez de eso corro superlento y supercansada, y no quiero imaginar como se me ve desde fuera, porque yo quiero parecer digna, pero seguro que "la ratilla" cuando me ve piensa... pobre peluquita, un día de estos se muere corriendo.

5 comentarios:

Lau Li dijo...

jajajajaja Meri me parto! Pobrecita.. ya me la has apodado! Te has dejado las que vas a correr maquilladas y perfectas de la muerte y que no sudan...
Un abrazo!
Lau Li

Nats dijo...

Jajaaja genial, "la ratilla" me recuerda al capitulo de Friends con Phoebe corriendo xD
Aquí en valencia estan los que corren como huyendo de Zombies, con cara de terror y velocidad pero van despacio.

Adictaaloscomplementos dijo...

jajaja yo nunca he ido a correr y no creo que lo haga nunca, pero sería de las tuyas o de las del moonwalker XD

Tania Martins Barbeiro dijo...

jajaja acabo de descubrir tu blog y tu instagram y soy fan tuya! me encantan todos tus trabajos, tus diseños de tatuajes son lo más y me parto leyendote.. un gran descubrimiento sin duda!

Vicky dijo...

Hola!

Te descubrí hace poco en Instagram gracias a Alma Obregón, ya sabes, la de los cupcakes. Me estoy leyendo tu blog, es un puntazo, me gusta mucho lo que publicas.
Yo también vivo en Málaga, pero en la zona oeste, voy a correr por el paseo marítimo y pienso como tú...me pongo a analizar a los demás corredores/as y pienso si yo tendré esa pinta también...Bueno, poquito a poco.
Me encanta haberte encontrado. A lo mejor algún día me paso por el estudio donde trabajas, tengo un tattoo que hacerme pendiente, aunque sé que tú aún no tatúas.
Un beso.
Vicky