23/10/13

¡Corre Meri, corre!

Hola, me llamo María, tengo 30 años y un fondo físico que da pena.
Esta podía haber sido mi declaración a principios de año, cuando me apunté al gimnasio... ya ves tu, yo en el gimnasio, YO, la tipa mas floja del planeta en cuanto a deporte se refiere.
Pero he ido al gimnasio, y he aguantado hasta este mes que ya me quito porque no me salen los números, pero me he estado entrenando para poder correr en la calle, que es gratis.
Es muy fuerte que yo ahora me ponga unos tenis que me he comprado expresamente para correr (corrí una vez con unos normales y me dolió el pie una semana) y me vaya a la calle a pasar un mal rato, porque a mi correr no me gusta, a mi me gusta mi sofá, ya os lo dije el otro día.
Y diréis, pero Meri, que moderna eres, ahora se ha puesto de moda el running (que es correr, pero en cool) y tu vas y te pones a correr aunque no te guste.
Pero no os equivoqueis, el running no se ha puesto de moda, ni yo he empezado a practicarlo por que quiero estar in.

El fenómeno que estamos viviendo se llama "la crisis de los 30", chicas divinas (o un poco menos divinas, como yo) que han comido lo que le ha dado la gana toda la vida y han estado estupendas y de repente se dan cuenta de que ya ni pueden comer todo lo que quieran, ni su cuerpo se va a mantener en su sitio...

Es así, es así, podéis mirar a otro lado, podéis decir que de verdad os encanta el deporte...  que si, que si, que puede ser también, pero este boom ha sido porque nosotras, la generación bloguera en la que me incluyo, estamos alrededor de la treintena y hemos sentido el temor de las carnes flojas, hemos visto peligrar nuestras siluetas, y sin darnos cuenta nos hemos pasado al pan integral y nos hemos comprado las zapatillas de correr mas bonitas dentro de la fealdad deportiva imperante.

Y aquí estamos, yo intentando que no se note cuando me quiero morir por la calle mientras miro el telefono y digo, 5 minutitos mas; otras disfrutando de lo bonito que es superarse a una misma cada día que sale a la calle a darse una carrerita y otras ligando por el paseo marítimo con buenorros sin camiseta que corren también, que de todo hay en la viña del señor, ¡no hay que perder el tiempo!

Pero vamos, que vaya rollo, yo prefería cuando desayunaba Donuts con Cocacola y pesaba 50 kilos, que tiempos aquellos, y que firmeza... ains

8 comentarios:

Salvador Jimenez dijo...

Yo acabo de venir de correr y estoy totalmente de acuerdo contigo, correr no vale un peo. Es horrorosa la sensación de tener que decidir si salir a correr o quedarte en casa. Yo salgo a correr porque me encanta la comida basurilla y por un showarma mato, asi que como no quiero ser una bola otra vez, pues a correr. Nada, animo que por lo menos despues de correr uno se siente bien.

^^ dijo...

Yo empecé a correr hace tiempo por La Malagueta, por la arena, por la acera no que es malo para las rodillas (todo el mundo me repitió esto mucho, mucho), pero iba acompañada, que se hace mucho más llevadero. Ahora tengo que ir sola, y claro, no voy... Una vez salí a correr por la ciudad sola, y nunca más, porque entre los perros que me ladraban, los viejos viendo extasiados como votaban mis carnes, y el humo de los coches que se me metía hasta lo más profundo de mis pulmones, decidí que aquello no era lo mío. Quiero retomar ir a la playa... ¡A ver si me animo!

seelvana dijo...

ay princesa, eres mi gemela!

M.R.C dijo...

Acabo de verme reflejada al 100% en tu post.
Veo que todas sufrimos los mismos problemas :')

M.R.C dijo...

Acabo de verme reflejada al 100% en tu post.
Veo que todas sufrimos los mismos problemas :')

mariángeles dijo...

correr es la muerte, yo no llevo haciéndolo mucho tiempo... empecé añadiendo un minuto más corriendo cada día, y no he podido pasar de 10 minutos seguidos sin parar. aún así seguiré intentándolo porque con ese poquito deporte me siento más en forma y hasta mejora mis estados de ánimo. :) ánimo!!!

Mireia Moll dijo...

Cada vez que te leo me meo de risa ;)
Llevo muchos años siguiéndote, aunque he de confesar que de manera intermitente, desde que publicabas en tu Fotolog, y me encantan tus historias. Todavía recuerdo una que contabas de un viaje en autocar, creo que Granada-Málaga, donde una adolescente tenía la música a toda pastilla y molestaba a todo el autobús y al final el padre le decía que bajara el volumen y ella contestaba: "paaaaapa, escúchala, que dise verdadeh como puñoh", jajajajajja. Desde entonces uso esa coletilla de "verdadeh como puñoh". Ésta es la primera vez que te escribo y es sólo para decirte que me encanta tu forma sencilla y directa de contar cosas cotidianas, la nota de humor que le pones a todo y, como no, también tus dibujos!

Un abrazo, Mireia.

Pytusa dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=_B6a6FYqm8s

Lo acabo de ver y me he acordado de esta entrada... :)
Jijij

(Yo también me he hecho deportista en los últimos años y culpo a la crisis de los 30...aunque yo soy más de spining y otras actividades jeje)