11/10/13

Oh sofá, querido sofá

Oh sofá, querido sofá
¡Te quiero tanto!
Siempre estás ahí para mi, tan acogedor, tan mullidito, tan cómodo
Llegar a casa cansada y verte ahí tan dispuesto a ver la peli que yo quiera, sea buena o mala, a compartir conmigo mis lágrimas en los finales de mis series preferidas, o mis risas cuando vienen las niñas o el príncipe azul me cuenta alguna chalaura de las suyas.
Siempre me animas a hacer cosas, contigo aprendí a a hacer amigurumi, aprendí a hacerme trenzas de espiga, contigo dibujo y pinto y nunca te has enfadado cuando en algún despiste te he derramado algo encima, que me ha dolido mas a mí que a ti.
Nadie me cuida como tú cuando estoy cansada, nadie me mima como tú cuando necesito comerme un helado de chocolate de litro, si me quedo dormida tú no me echas a la cama, me dejas estar, porque tú me escuchas y no te quejas nunca, simplemente estas ahí para prestarme tu reposabrazos cuando lo necesito.
Oh sofá, querido sofá
¡Te quiero tanto!

4 comentarios:

Inma dijo...

Si ese sofá hablara, ¿verdad?

Monica dijo...

Toda una declaración de amor a tu sofá! :)

Como me gustan los dibujicos...

El ornitorrinco ilustrado dijo...

Es que los sofás son puro amor, como quiero yo al mio, y los gatos y la perra también lo adoran, es el prota del hogar ;D

Me ha requete encantado chica ;D

Laura Gómez dijo...

Oda a tu sofá XD