4/10/11

Otoño, aich, otoño

Todos los años lo mismo, ¡que miedo me da el otoño!
hace un tiempo me di cuenta de algo que no me gusta nada, a mi en otoño me entra pena.
Es así, no lo puedo evitar, intento esquivarla pero en cuanto me despido...¡me da pena!
Esta mañana me ha pasado, he levantado la persiana y era de noche. Ya estamos, de noche, ¡no se puede una levantar alegremente de noche por el amor de dios!
Odio levantarme cuando aun no está el sol, yo soy de esas personas que necesitan hacer la fotosíntesis y en esta época la cosa se pone chunga. Las tardes no cunden nada, las noches si, claro, porque son larguísimas, pero el fresquito, la lluvia que acabará llegando....brrrr, ¡que pereza!
Este año voy a intentar esquivar el malestar del otoño con cosas chulas (aparte de trabajar, claro), por lo pronto estamos con los últimos preparativos de la boda de mi minisister para la que quedan menos de 3 semanas y eso es guay, y después durante noviembre voy a inventir mi tiempo en una cosa que creo que os gustará y que me va a robar todo mi tiempo libre, para que no me de cuenta de que está oscuro ahi afuera, hasta que llegue la navidad.
¿que os parecen mis planes? ¡Yo hago lo que puedo!

11 comentarios:

Inma dijo...

ocuparse en invierno es lo mejor que se puede hacer, que es muuuu triste

Zatanna dijo...

Yo me he apuntado a yoga, karate e ingles... espero estar lo suficientemente ocupada :)

Lidia dijo...

A mi el otoño me encanta y en cambio odio el verano! Se hace lo que se puede no?

Adictaaloscomplementos dijo...

Aunque también soy prosol 100%, el otoño me gusta, ya tengo mil ideas apuntadas para hacer en mis tardes-noches de lluvia ;)

Caztus dijo...

Bueno, por lo menos estás ocupada-entretenida con tus menesteres! A mí me encanta el sol y los días largos...pero también me gusta el otoño, es la excusa perfecta para mostrarte un poco más melancólico y cobijarte en tus pensamientos... paseos de otoño, cuando aún no hace mucho frío... y acurrucarte contigo misma...también es bonito disfrutar de todo esto!
No obstante...ánimoooo! entre todas te ayudaremos a pasar tu otoño mejorzico ¿vale? Besos

Esther dijo...

A mi tampoco me gusta nada... empieza el frío, se hace de noche enseguida, por Dios si son las 20h y ya tengo la luz encendida, no se ve nada ahí afuera!!! Uff.... me cuesta una eternidad este cambio... además que ya estoy constipada... nada, que no me gusta el otoño!!! Ànimo princesita... y a ocupar los días oscuros con cosas bonitas... yo también lo intentaré! Ya tengo ganas de ver qué estás preparando!! Besitos!!!

Melma dijo...

Ais chiquilla! Si es que lo plateas así y suena feo!
Piensa en que en otoño las tardes de sábado huelen a palomitas y película, que el calorcito de la mesa camilla es la caña, que los jerseys de cuello vuelto siempre quedan bien, que te puedes poner esas botas megachulas de mosquetera y nadie te mira raro, que el olor a tierra mojada es delicioso, que la lana no pica ni rasca y tejemos más...

A ver qué andas tramando! Te eché de menos el sábado! Tu otra mitad sí que se pasó a saludar jejejejejeje Ya nos dijo que andabas de pingo :P

Muchos besitos!!!

Sand dijo...

Bueno, la verdad es que con tantos planes, el otoño va a terminar poniéndose celosos porque no le haces ni puñetero caso... Pues mira, ¡que se chinche! Por sor tan frío y depresivo (no eres la única a la que le pasa eso de ponerse triste en otoño)

noemozica dijo...

A mí no me pone triste, sólo me cansa infinitamente... La astemia me da a mí en otoño, en lugar de primavera, tomayá!!

Cuenta un poco de ese proyecto, vaaaaaaaaaaaa :D

nus dijo...

Yo digo lo mismo que Lidia. El verano me absorve las energías, me deja hecha un trapo y en cuanto llega el otoño vuelvo a la vida. Además, el otoño siempre significa el comienzo de un nuevo curso, una hoja en blanco, un empezar de cero. Hay que buscarle el lado bueno, que lo tiene ^_^

Didac Udagoien dijo...

... y yo quiero un jueves otoñal...